Al final siempre curran los mismos

Regla de oro de la rotación de personal: Independientemente de los cambios que haya en la plantilla de una empresa, lo que curran de verdad siempre siguen siendo los mismos.
Vía Barrapunto se llega a un anuncio en masGuadalinex informando de que los 5 gatos de Gimp necesitan ayuda.
Los casos prácticos están demostrando que es muy difícil reclutar programadores voluntarios que tengan continuidad en el proyecto. Si el proyecto, además, no tiene un proceso de desarrollo inherentemente distribuido, la cruzada se convierte poco menos que en misión imposible.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Organizando la Comunidad. Modelos de Desarrollo. Guarda el enlace permanente.