Google, TPI y el futuro de los buscadores españoles

El País daba por sentado el pasado 6 de abril que TPI ultima un acuerdo con Google, según Patricia Fernández de Lis, la redactora del artículo, para aumentar su atractivo ante la inminente venta de TPI para la que se barajan, según Reuters, seis posibles compradores: Pages Jaunes (France Telecom), Yell Group, las páginas amarillas italianas Seat, y los fondos anglosajones Apax, BC Partners y KKR.
Según los analistas, Telefónica de España quiere vender su participación cercana al 60% en TPI para hacer frente a la compra de Telefónica Móviles e incluso para una OPA contra Vodafone.
Aunque el proceso de venta ha tenido sus tira y afloja, actualmente ya se está en marcha la due diligence y es de esperar que la venta se consume a corto plazo tras la criba de las empresas de capital riesgo.
Ahora queda especular sobre qué tipo de acuerdo podrían alcanzar Google y TPI, hasta ahora claros rivales en algunos servicios.
Lo más obvio es que TPI se convierta en re-vendedora de AdWorks a cambio de que Google adquiera cierta dependencia del callejero de TPI. Eso sería una especie de abrazo mortal en la que cada empresa dependería de la otra para mantener un equilibrio estratégico de poder.
El problema de TPI en la web, a mi juicio, es que la pretendida superioridad de las búsquedas locales de TPI no es una ventaja competitiva real desde que existe AdWorks y los clientes pueden administrarse sus propias campañas segmentadas geográficamente. Las empresas que tienen una web decente pueden encontrarse prácticamente igual de bien en Google que en Páginas Amarillas, y es sólo el segmento de gama baja (los que no tienen web o tienen una genérica) los que todavía se encuentran mejor en Páginas Amarillas que en Google.
Por otra parte está NoXtrum, el buscador lanzado recientemente con acceso a 20 millones de teléfonos. Para mi gusto, NoXtrum produce mejores resultados que Google.es cuando buscas en español. Pero hay muchos bucadores que claman ser mejores que Google (incluyendo Yahoo! y MSN) y ello no ha sido un arma eficaz para mermar el poder de Google, debido a que, en mi opinión, Google está cimentado fuertemente tanto en los resultados de las búsquedas por Page Rank como en las herramientas para insertar publicidad como AdWorks y Analytics.
Otra vía de salida para TPI es la innovación. Google ha lanzado a bombo y platillo servicios en beta que TPI tenía plenamente operativos desde hace años. A mi me parece que, ocupados en comprar empresas en sudamérica, y en sacar dinero del 11888, los directivos de TPI se han olvidado de potenciar y blindar sus los servicios online en los que eran pioneros y extenderlos fuera de las fronteras españolas, dejando un hueco para que Google se lleve el gato al agua.
Dentro de las novedades me ha llamado la atención Yellowikis, una páginas amarillas hechas con MediaWiki, curioso experimento con la gaseosa de si se pueden hacer unas Páginas Amarillas que no administra nadie.
Actualizaciones
Finalmente el comprador de TPI ha sido Yell. Noticia en CincoDías: Yell implantará un plan de choque para rentabilizar la compra de TPI
El 7 de junio France Telecom anunció la puesta a la venta de Pages Jaunes.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *