¿Para qué sirve un funcionario?

Los ciudadanos y usuarios de a pie de las grandes corporaciones tenemos frecuentemente tendencia a sentirnos víctimas incomprendidas de la megaestructura que debería estar a nuestro servicio. No obstante una vez que se trabaja con estas organizaciones uno empieza a entender un poco porqué tienen tantos problemas intrínsecos para cumplir su misión de forma suave y eficiente.
Para comprender un poco este fenómeno es interesante leer el post de Rafael Chamorro titulado Nuevo Director General para el Desarrollo de la Sociedad de la Información que explica de forma sucinta las trabas ¿necesariamente? impuestas a los ministerios en el ejercicio de sus funciones.
Post relacionado: Funcionario y orgulloso de serlo (Alberto Ortiz de Zárate)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en El Software Libre en la Administración. Guarda el enlace permanente.