Combatiendo en la Red

Adam Brookes, corresponsal del la BBC en el Pentágono, publica en su artículo US plans to ‘fight the net’ revealed un documento militar firmado por Donald H. Rumsfeld en 2003 y ahora desclasificado titulado Information Operations Roadmap (PDF) en el cual se evaluan las potenciales operaciones militares de información.
Lo notable del documento es que, como señala Brookes, la información [difundida a través de Internet] es colocada en el contexto de las operaciones militares de guerra psicológica (Psyops). Supongo que no van para nada desencaminados. Durante la II Guerra del Golfo, a mi me dio por leer la versión inglesa de Aljazeera (que por cierto tiene la misma raíz que Algeciras).
El texto de Rumsfeld arranca con una afirmación tajante: “la información, siempre importante en la guerra, es ahora crítica para el éxito militar“.
A lo largo del documento se repite varias veces la frase “fight the net” que yo creo que debe traducirse más bien por “debemos combatir en la Red” antes que el sentido “debemos combatir la Red” que interpreta Adam Brookes.
En cualquier caso, el mensaje está claro : la batalla por la opinión pública es ahora igual de importante que el teatro de operaciones sobre el terreno.
La transparencia social que ha facilitado Internet es un problema para que la actuación impune de los gobiernos. Cuando existe una diáspora de blog militares, ya no es suficiente con controlar los grandes medios audiovisuales, porque la información se filtra por todas las rendijas de la red.
No hay que olvidar que los blog son fantásticas herramientas de información, pero también tienen su otra cara de la moneda como grandes herramientas de desinformación. Esto es porque la credibilidad de un blogger, en general, es más elevada que la de un presentador de telediario. En comunicación, existe un factor de credibilidad bien conocido relacionado con quién dé la noticia. Un locutor de radio es más creíble que un presentador de telediario, porque el locutor tiene normalmente nombre y apellidos y el presentador, al menos en España, es por lo general alguien más bien anónimo.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *