¿Es rentable invertir en Software Libre?

Corría el año 2004 cuando andábamos por el Área de la Bahía en un puente de innovación tecnológica que gentilmente nos subvencionaron las Cámaras de Comercio de Madrid y Barcelona.
En una de las visitas programadas paramos en el Stanford Research Institute, un sitio con aires al laboratorio de Terminator II en el que se investigaba como producir titanio a bajo coste, fabricar músculos artificiales, redes de fibra ultra-rápidas, etc. Allí uno de los gerentes me comentó que su problema es que no podían investigar ninguna tecnología cuyo potencial de ingresos fuese, en general, inferior a $1.000M porque no les compensaba el gasto en I+D.
Dias mas tarde, en Berkeley, un español andaba contándole a un inversor privado estadounidense que había invertido tanta y cuanta calderilla en varias decenas de prometedoras start-ups en una ignota región del globo llamada Catalonia. En un momento de la conversación, el inversor yankee, un hombre enjuto y de pelo cano, detuvo brúscamente la charla y espetó: “look, don’t bring me two docens of toy enterprises good for nothing, just bring me one Google“. Y no es para menos, Google se cotizó en bolsa a 91 veces su beneficio anual y la previsión es que siga subiendo durante 2006.
Según la National Venture Capital Association, concretamente en empresas que fabrican Open Source hubo al menos 18 inversiones notables durante los primeros 9 meses de 2005 en el área de Silicon Valley con un monto aproximado de $144M. Siendo las inversiones estrella los $23M de XenSource y la tercera ronda de SugarCRM por $18,7M, Optaros $7M y Pentaho $5M. Incluso han aparecido inversores específicos en Open Source como Simula Labs, dirigida por Winston Damarillo (ex CEO Gluecode) y que planea invertir de 10 a 15 millones de dólares en seis u ocho start-ups en los próximos 3 años. La viabilidad y rentabilidad de estas nuevas empresas no está, sin embargo, para nada garantizada. MySQL, líder indiscutible con más de diez millones de descargas, facturó $40M en el último ejercicio, y RedHat, buque insignia del crecimiento y la rentabilidad, parece tener su techo alrededor de los $100M, muy lejos de los multimillonarios negocios de software propietario. Lo que está claro mirando las cifras es que es mucho más lucrativo usar software libre que fabricarlo.

Hace unas semanas, mi amigo y compañero del metal Luis I. Cortés, ahora director comercial de Polymita me enviaba una entrevista a Danny Rimer en BusinessWeek que es probablemente una de las exposiciones más concisas que he leído sobre el escenario actual de Capital Riesgo para Open Source y que podríamos resumir en los siguientes puntos :
A los inversores no les interesa, en general, ningún negocio de menos de $100M.
Los productos muy populares como MySQL, Skype, Zend, etc. producen pingües beneficios pero no así otros más pequeños o que dependen de La Comunidad para su sostenibilidad.
Las empresas que venden Open Source no suelen tener tecnologías rabiosamente innovadoras porque su presupuesto para I+D es muy inferior al de las empresas de software propietario. Personalmente, creo que este es uno de los problemas que aquejan a Sun que se sigue gestionando financieramente como una empresa de software propietario y pretende vender, en cambio, software libre.
Rimer es excéptico respecto de que las aplicaciones como los ERPs se puedan convertir en Open Source. En este punto discrepo del artículo porque creo que ya está ocurriendo. No hace falta tener una bola de cristal sino simplemente extrapolar lo que ha pasado con el software de infraestructura. El propio Rimer da una pista de porqué habrá muchos ERPs libres a corto/medio plazo. Dado que el software tiende a formar monopolios naturales (no interesa que hay varios estándares) los fabricantes que se vayan quedando en la cuneta y no tengan ninguna estrategia exitosa, liberarán sus aplicaciones como último cartucho.
Ver artículos relacionados:
A Wathershed for Open Source (BusinessWeek)
Open source 2.0: New kids on the block (InfoWorld)
Open source VC: Who’s giving money? (AC/OS)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Análisis Financiero del Software Libre. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *