Bookmarking social ¿qué es lo que hace falta?

En mi casa hay un clasificador gigante de carpetas colgantes. Hace 15 años, hallá por principios de los noventa, solía ir a la hemeroteca de la universidad y solicitar fotocopias (legales) de los documentos de ACM y el IEEE. Supongo que es una parte de la conducta humana relacionada con la costumbre de coleccionar cosas. Algunos coleccionan casitas de muñecas compradas por fascículos en las promociones de septiembre y yo coleccionaba artículos sobre bases de datos.
Nunca he hecho realmente nada con todos aquellos espesos papelotes cuidadosamente seleccionados y clasificados. A su manera eran una forma de bookmarking que no sirvió para nada.
Los bookmarks son un como la memoria : se olvidan y se vuelven inútiles con el paso del tiempo.
Tampoco es fácil discernir lo que nos será util a posteriori, de lo supérfluo y, por ello, el cerebro borra todos los estímulos que no tienen un patrón recurrente.
Los Favoritos, el primer sistema de bookmarks (y aún en vigor) es bastante burdo: meter todos los enlaces en un menú del navegador. De hecho no se concibió como un sistema de memoria asociativa, sino como un atajo para las páginas visitadas frecuentemente.
Luego vino dmoz, el directorio abierto de Netscape, que en mi opinión, languidece porque es un sistema esencialmente estático y con un lento proceso colaborativo de validación.
El paso a las herramientas basadas en folksonomía como del.icio.us ha supuesto un avance, al menos ya es posible crear una memoria asociativa para los enlaces, incluso Amazon ha empezado a explorar el potencial de los tags, pero aún tiene muchas carencias.
El bookmarking social debe incorporar un sistema de ranking
En del.icio.us el ranking es la cantidad de personas que han marcado la misma página (similar al page rank de Google). Para mi esta puntuación es significativa pero no mucho, porque otorga a todos los usuarios el mismo peso de voto lo cual conduce inexorablemente a una dictadura de las mayorías frente a los intereses especializados de uno mismo como individuo.
El bookmarking debe incorporar la identidad real de las personas
El ranking debe estar basado en el karma (reputación) de las personas que introducen los enlaces para evitar el fenómeno de los trolls. A mayor karma, mayor relevancia del enlace.
El ranking basado en identidad real es, posiblemente, una de las formas más eficaces de evitar que los spammers corrompan el sistema introduciendo muchas páginas con determinados tags para re-dirigirse tráfico hacia sus propios websites.
El bookmarking social debe tener en cuenta la temporalidad
Los bookmarks envejecen, caducan y mueren. Es necesario que los bookmarks se puedan ordenar por fechas.
El bookmarking debe permitir restringir el acceso a determinados enlaces
Todo el mundo tiene su jardín privado. Hay grupos de trabajo temas específicos a quienes no les conviene compartir su información con otros. En esta línea IBM ha creado el prototipo dogear como un sistema de bookmarking privado para las empresas, cuyo gráfico de patrón de uso parece sugerir que existe una estrecha relación temporal entre el momento en que se crea un link (cretae) y el momento en que alguien lo visita (click) con mínima actividad de edición y refinamiento.

Fuente: ACM Social Bookmarking in the Enterprise
Existe una relación entre los bookmarks y las redes sociales
El sociograma de dogear muestra que existe una estrecha relación entre el bookmarking y las redes sociales. De modo que posiblemente tenga mucho sentido una lista de enlaces añadidos por gente de mi red combinando una herramienta de red social con otra de bookmarking.

Debe ser posible suscribirse a novedades
Si tengo 30 enlaces con la palabra PlayStation está claro que me interesan las videoconsolas ¿no? Cualquier nuevo enlace con elevado ranking sobre el tema seguro que me interesa.
Esto tiene también un uso potencialmente enorme en publicidad, ya que es posible inferir que las personas que han realizado un bookmark con un tag están obviamente muy interesadas en dicho tag.
Debe ser fácil añadir los bookmarks según se navega
La usabilidad es un factor clave, idealmente debería bastar con pulsar el botón derecho del ratón sobre una página para añadirla automáticamente a la lista de bookmarks personales.
Incluso es posible sugerir una lista de tags por defecto basándose en el meta-tag keywords de HTML de toda la vida.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *