Blogs de los siglos XIX y XX

Patagonia Argentina  - GettyImages

Moleskine
Una vez oí que la mejor publicidad es la que se usa, se guarda y se agradece. Quizá por eso le he cogido un especial cariño a uno de los regalos que venían en la caja para visitantes de la II Conferencia de Conocimiento Libre de Mérida. Se trata de un pequeño cuadernito llamado Moleskine® que tiene una historia muy curiosa. Según cuenta su publicidad, es un legendario portanotas cerrado con una goma elástica muy popular entre artistas e intelectuales desde Van Gogh a Matisse pasando por miembros del movimiento avant-garde hasta Ernest Hemingway. Cuya tradición continuó alentada por el escritor Bruce Chatwin quien solía comprarlos en la papelería parisina de la Rue de l’Ancienne Comédie antes de embarcarse en sus viajes. La producción fue de la marca fue discontinuada en 1986 y posteriormente recuperada.
En los albores de la era del Moblogging estos cuadernos me parecen todo un artículo de culto para nostálgicos de la edad de oro de la exploración y las aventuras de descubrimiento.
En España pueden conseguirse Moleskines en Altaïr.

Post relacionado: Moleskine city notebooks (Álex Sancho)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué hablar de Software Libre?. Guarda el enlace permanente.