¿Y a mi qué si el Software es Libre?

Hoy me ha llamado por teléfono una amiga. Me ha dicho que este blog le parece muy divertido, aunque no entiende nada de lo que dice. Me ha preguntado qué es el Software Libre. Me lo ha preguntado tras leerse el blog (por poco me corto las venas). Luego creo que he notado cómo miraba alternativamente al lado derecho e izquierdo de su cerebro y finalmente ha exclamado: “¡Ah si! Lo de Guadalinex”. Su padre es profesor en una escuela andaluza. Según ella le “obligan” a usarlo, “y no sabes cómo lo tienen de controlado” ha añadido. Lo cual me induce a pensar que al 99,99% de la gente le importa un pimiento si el software es [o no] libre (yo estimaba anteriormente este porcentaje en el 99,90%). A fin de cuentas ¿porqué habría de importarles? Lo que un usuario quiere es apretar un botón y que le funcione todo a la primera. Yo me cabreo cuando llevo el coche al taller y el mecánico se empeña en explicarme que se le ha roto la junta de la trócola y que habrá que arreglar un pinganillo que va enganchado a otro pitorro. Creo que conseguiríamos mayor reconocimiento de marca comprando los derechos para unos fondos de escritorio de las Bratz y dejándonos de tanta historia sobre la libertad y la tecnología.
Artículo relacionado: The Future of Open Source Education and Adoption (Brandon Watts)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué hablar de Software Libre?. Guarda el enlace permanente.