La carrera contrarreloj de Microsoft

Velocidad, eso es lo que les pidió Steve Ballmer a los implantadores en la Microsoft Partner Conference celebrada en Minneapolis el pasado mes de julio.
Velocidad para explotar los seis mil millones de dolares que Microsoft invertirá en I+D para tomar la iniciativa.
Ballmer dijo a los partners que se concentrasen en Longhorn, Office 12 y en ERPs para medianas y pequeñas empresas. El objetivo es utilizar Navision y la versión de su CRM prevista para finales de 2005 (esperemos que sea mejor que la anterior) para robar cuota de mercado a programas como QuickBooks (algo así como el equivalente del ContaPlus de Sage)
Microsoft se está concentrando allí donde es fuerte:
1) preparar el terreno para la salida de Longhorn
2) defender la cuota de mercado de Office
3) expandirse en el mercado de ERP-CRM de gama media
Prácticamente no se habla de Windows Server 2003, ni SharePoint, ni SQL Server 2005 porque en el ámbito de servidores Microsoft tiene la guerra global prácticamente perdida.
Desde luego que es de esperar una gran campaña de marketing en noviembre para el próximo lanzamiento de SQL Server, Visual Studio y BizTalk, pero dudo que atraiga mucho interés en un panorama cuya atención está centrada en la emergencia de bases de datos Open Source.
Con su CRM 3.0, Microsoft pone el énfasis en la integración con Outlook, pero no se dan cuenta de que muchos clientes están migrando su GroupWare a software libre precisamente porque están hastiados de su dependencia de las licencias de Outlook.
Para sobreponerse al envite del Software Libre, Microsoft necesita emplear su poderoso músculo financiero en crear innovación que le proporcione una ventaja competitiva a corto plazo y luego sacar partido de esa ventaja competitiva en el menor tiempo posible.
Microsoft confía en que si consigue detener el avance del software libre por tiempo suficiente la competencia acabará abandonando por agotamiento.
Escuchando la charla de clausura de Miguel de Icaza en OSCON 2005 es posible hacerse una idea de la velocidad a la que Novell está intentado alcanzar a Microsoft en todos los frentes.
Para echar más leña al fuego últimamente corren rumores de un posible compra/integración entre Google y Firefox que podría dar lugar a un supernavegador con todas las extensiones de Google incluídas de forma nativa.
Microsoft no puede permanecer impasible ante tantas amenzas, necesita correr, y mucho, para convencer a los usuarios de que sigan usando sus productos bajo licencia EULA antes de que el software libre substitutivo madure lo suficiente como para ofrecer una alternativa mejor.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *