El nuevo formato XML de MS-Office

Microsoft ha anunciado hace poco que MS Office 12 usará un formato de archivos XML encapsulados dentro de un ZIP como el nuevo éstándar de documentos. Los nuevos archivos tendrán una extensión diferente (*.docx, *.xlsx, …) y se suministrará un parche para que los usuarios de versiones antiguas de Office puedan abrir estos documentos.
Este movimiento de Microsoft hacia un estándar propio no beneficia en nada a la comunidad en general. En lugar de adoptar el formato OpenOffice XML, el gigante de Redmond opta por una alternativa que es abierta, comprimida, robusta y compatible hacia atrás.
¿Porqué Microsoft hace este movimiento? Básicamente creo que existen dos razones:
1ª) Aunque el formato es abierto y libre de royalties, la licencia especifica que es un formato propiedad de Microsoft y que se reserva el derecho de modificarlo a su libre albedrío sin previo aviso. Lo cual implica casi al 100% que habrá que usar librerías de Microsoft para sacarle todo el jugo al formato.
2ª) Las funcionalidades básicas de Office están muertas frente a OpenOffice. Escribir, imprimir, hacer presentaciones, etc. Microsoft no puede seguir siendo competitivo en estas funcionalidades frente a una alternativa de coste cero. Y esto por una regla económica muy simple: cuando hay dos productos en el mercado, uno gratuito y suficientemente bueno, y otro de pago pero superior, la mayoría de los usuarios se mueven hacia el producto gratuito.
La táctica de Microsoft se conoce como “Abarcar y Extender” Office para posicionarlo como un editor XML general. Luego dar a los usuarios el mensaje de que si existen Office XML y OpenDocument siendo ambos abiertos sólo que MS-Office trae más funcionalidades que OpenOffice, entonces, ¿qué sentido tiene mantener OpenDocument?
Microsoft pretende que MS-Office ocupe un nuevo espacio en la mente del usuario y, más importante aún, cerrar el camino a la introducción de un nuevo formato estándar de intercambio de documentos no controlado por ellos mismos.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Tecnologías Libres. Guarda el enlace permanente.