Virtualización, Grid y Web Services

En el MIT Sloan Management Review puede leerse nuevo artículo de Nicholas G. Carr, autor del archiconocido artículo Why IT doesn’t matter anymore publicado en el Harvard Business Review en mayo de 2003.
Bajo el título The end of corporate computing, Carr afirma que la infraestructura informática dejará de ser un activo en las empresas para convertirse en un servicio.
Los pilares del cambio son, según él, la virtualización, el grid computing y los web services.
Es posible que estas nuevas tecnologías provoquen una transformación en la explotación de la informática. A fin de cuentas el concepto mismo de convertir los activos fijos es gastos variables es fiscalmente beneficioso para las empresas y por consiguiente ya hay un motivo para hacerlo aunque tecnológicamente no aporte nada.
Lo que no creo que suceda es el cambio abrupto que pronostica Carr. Estas tecnologías ya están disponibles en mayor o menor grado en el mercado. De hecho todo el posicionamiento “on demand” de IBM gira en torno al concepto de virtualización, el grid computing está recibiendo subvenciones de la Unión Europea y los Web Services son una tecnología perfectamente madura para uso comercial.
¿Cómo es que los clientes no se han lanzado pues en masa a adoptarlas?
Me parece que la clave puede encontrarse en el libro The Slow Pace of Fast Change de Bhaskar Chakravorti. Una nueva tecnología puede permanecer dormida durante décadas hasta que gracias a algún catalizador su uso se dispara exponencialmente.
El obstáculo para los ejes virtualización+grid+web services es que existen problemas mucho más perentorios a los que la mayoría de los informáticos deben enfrentarse antes de la virtualización y la computación distribuida. Es un poco como la Pirámide de Maslow de necesidades sociales: no se alcanza una necesidad hasta que no se han satisfecho todas las de los niveles inferiores.
Pero, por el efecto avalancha de adopción tecnológica (un cliente no adopta un producto hasta que no piensa que los demás lo están adoptando también) es difícil que se produzca a corto plazo una reacción en cadena que dispare la contratación de virtualización y grid.
Hablo, por supuesto, de las necesidades de un informático típico para quien el coste de hardware es tan barato que la infraestrutura física es el menor de sus problemas. Esto puede nos ser el caso de sistemas científicos computacionalmente muy intensivos.
Me quedo con otros tres grandes temas del millón para el progreso de la informática: Interoperabilidad, Productividad y Seguridad.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *