Redes Públicas de Telecomunicaciones

Para las I Jornadas de Redes Públicas de Telecomunicaciones que se celebrarán en Atarfe este jueves y viernes, hemos preparado un informe en el que recogemos muchos de los aspectos que hemos tratado en este blog en algunos posts. Analizamos desde la situación actual en España, hasta el porqué no podemos esperar que sean sólo los operadores privados los que implanten la infraestructura del siglo XXI, los beneficios que las mismas traen, etc.


La situación de las redes de telecomunicaciones en nuestro país es variopinta. Tras décadas de sometimiento a un monopolio estatal como fue el caso de Telefónica, en 1998 el anterior gobierno decidía la liberailzación total de las comunicaciones. Seis años más tarde, la situación es preocupante. A pesar de situarnos como la novena potencia mundial en cuanto a generación de riqueza, nuestra posición en cuanto a la penetración de la Sociedad del Conocimiento es todavía más que deficiente, ocupando el puesto vigésimooctavo en cuanto al Indice de Acceso Digital , índice que mide el grado de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
Hoy en día, el coste de no tener infraestructuras de telecomunicaciones es demasiado alto para ser obviado. Estas áreas, ya sean barrios, urbanizaciones, poblaciones, etc. se sitúan en una situación de desventaja competitiva con el resto de poblaciones, al no poder ofrecer a sus residentes domésticos como empresariales las infraestructuras mínimas necesarias para el siglo XXI. El desarrollo económico futuro vendrá marcado por parte de las áreas poblacionales que tengan la capacidad de catalizar el conjunto de sus activos, y en ésto, las redes de telecomunicaciones son una pieza básica.
Existen diferentes tecnologías que posibilitan el acceso a la red con velocidades de ancho de banda. Ancho de banda se considera cualquier tipo de tecnología que permita ofrecer velocidades por encima de 2MBs. Dada la pobreza de las ofertas existentes, en España se ha considerado ancho de banda, las velocidades que se encuentran por encima del modem analógico que ofrecía 56Ks, considerándolas a partir de 200Ks. Lo que en otros países llaman banda estrecha, las operadoras la han considerado banda ancha. En nuestro país el acceso a “ancho de banda” podemos situarlo hoy en dos tecnologías fundamentalmente: ADSL y cable. Se calcula que el 75% de los usuarios que navegan con velocidades de ancho de banda lo hacen con ADSL, mientras que el restante se decanta fundamentalmente por cable.
El modelo ofertado de ADSL en nuestro país está marcado por la existencia de un proveedor de la red de telecomunicaciones de referencia que es Telefónica. La red de Telefónica de ADSL que mantiene Telefónica, es explotada por la empresa de una manera doble. Por una parte la vende directamente a los usuarios finales a través de sus oficinas comerciales. Por otra parte estas mismas redes son ofrecidas por intermediarios (Terra, Wanadoo, Eresmas, Jazztel, etc.) que en la mayoría de los casos, lo compran a Telefónica al por mayor (mayoristas) para venderlo a los usuarios (minoristas).
El problema de este modelo es obvio. Bajo este modelo no se produce una incentivación por parte del regulador de desplegar nuevas redes de infraestructuras de telecomunicaciones. Los operadores de telefonía se convierten en meros revendedores del acceso. Lo que compran lo venden por lo que la calidad del servicio recibido por parte del usuario final nunca podrá ser mejor que el ofertado por el mayorista de la solución.
Esta es la razón por la cual las denuncias por parte de los consumidores se han multiplicado. Las operadoras de telecomunicaciones españolas han tomado el pelo a los clientes con el ancho de banda; nos ofrecen velocidades muy por debajo de lo que la tecnología posibilita; cortan el acceso a un usuario de tarifa plana por usarlo más de 8 horas; ofrecen velocidades declaradas totalmente ilegales, e incluso se pasan los clientes con unas prácticas legales (slamming) de dudosa ética empresarial sin avisar siquiera al cliente.
Esta política ha traído como consecuencia que el 25% de la población en este momento no tenga acceso a ancho de banda, o lo que es lo mismo, el 28.89% de los municipios españoles no tengan acceso a Internet. Pero ésto no está ocurriendo sólo en áreas rurales donde la población es escasa. Esto ocurre también en ciudades como Córdoba, donde en el casco antiguo con más de 30.000 habitantes, no se tenga acceso a internet de banda ancha o el casco antiguo de Sevilla donde ocurre una situación similar. Asimismo, el precio que se paga por las diferentes velocidades ofertadas son ridículas así como enormemente caras en comparación con el resto de países europeos. Recientemente, el conseller de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información de la Generalitat, Carles Solá, denunciaba la escala de precios que se cobra a los españoles por navegar en la red. Mientras que un usuario francés paga €14.90 por 256kbs y €24.90 por 2Mbs, o un usuario alemnán paga €14.95 por un mega, España tiene que conformarse con pagar €45.24 por 256kbs y 174.57 por 2Mbs.
Bajo este panorama, es en el cual nos encontramos. ¿Tenemos que creer que sólo la iniciativa privada posibilitará que España se desarrolle propiamente en el Siglo XXI gracias al despligue de sus infraestructuras públicas
¿Qué son las redes públicas de telecomunicaciones (RPTs)?
Llamamos redes públicas de telecomunicaciones (RPTs) a aquellas redes de telecomunicaciones cuya titularidad es pública. La Administración Pública es la dueña de la red de infraestructuras de telecomunicaciones y diseña su implantación que garantice la infraestructura necesaria para que la población en cuestión tenga acceso a la red.
El concepto es similar al de las carreteras públicas. El Estado actúa como contratista que encarga el despligue de la infraestructura a empresas privadas, manteniendo la titularidad pública la Administración Pública. Los contratistas realizan la obra en función de las directrices de los responsables políticos que velan porque el desarrollo de las infraestructuras sea uniforme en el país y que fomente el acceso por parte de todos a las redes de transportes por carretera. En el caso de las telecomunicaciones entendemos que la situación es la misma. Se debe garantizar que el total de la población tenga la posibilidad de acceder a las redes de telecomunicaciones de alta velocidad.
Ventajas de las RPTs
Gracias a una RPT es posible construir el futuro económico de un área de una manera estratégica. Como veremos a continuación las RPTs permiten desarrollar económico municipal, la reducción de los costes de servicios municipales así como el aumento del nivel de servicios de los mismos. Ésto conduce a un aumento de la eficiencia municipal en el desempeño de sus funciones, una racionalización de los gastos y una total reingeniería de los procesos que se tengan.
Desarrollo económico de la Ciudad
La principal ventaja que las municipalidades encuentran ante la implantación de redes de infraestructuras pública es su posicionamiento estratégico con respecto al futuro. Mediante la dotación de una infraestructura de telecomunicaciones pública, las municipalidades se posicionan con una clara ventaja competitiva con respecto a sus homólogas. La atracción de empresas, el incremento del empleo directo, incremento de residentes en la municipalidad, aumento de las ventas totales de las empresas, desarrollo de nuevos servicios y negocios, son algunas de las consecuencias de la implantación de una red pública, tal y como podemos ver en los siguientes ejemplos.
La ciudad canandiense South Dundas. de once mil habitantes, decidió invertir en el desarrollo de una fibra óptica municipal. Prophet Technologies fue el contratista escogido para el despligue de la red siendo explotada por operadores de telecomunicaciones privados. Desde el despligue de la fibra óptica hace ahora tres años, la economía de South Dundas se ha visto beneficiada. El impacto económico directo en la ciudad ha sido la creación de 61 puestos de trabajo, $2.8 millones en inversión urbanística entre otros, mientras que los indirectos han supuesto un aumento en la facturación del total de negocios de la ciudad en $25.22 millones así como el incremento en la recaudación de impuestos municipales de $3.2 millones.
Holland es una ciudad de Michigan de 35.000 habitantes. La ciudad mantiene una infraestructura de fibra óptica de 30 millas que ha construído durante los últimos seis años, la cual es alquilada al resto de operadores privados de telecomunicaciones para su posterior oferta al ciudadano.
El Ayuntamiento de Holland está considerando invertir $40 millones en la implantación de una fibra óptica que ofrezca conexiones a más de 26.000 casas y en torno a 5.000 empresas de la ciudad. Desde un punto de vista financiero, el proyecto de $40 millones, sería amortizado en un periodo de 3 años, con un coste por localización de $40 al mes durante cinco años. Gracias a esta estructura de propiedad, las posibilidades de que la población alcance acceso a ancho de banda considerable es más que una realidad, tal y como demuestra el acuerdo firmado (.doc) entre los promotores inmobiliarios de más de 750 casas, la operadora de telecomunicaciones privada, y el ayuntamiento como propietario de la red.
Scottsburg es una pequeña ciudad de 6.000 habitantes situada cerca de Louisville (Indiana). Debido a su situación geográfica y a la escasa población que mantiene, los operadores privados no han invertido en el área. Lógicamente Verizon, rechazó la propuesta del alcalde para tirar fibra óptica por no poder rentabilizar su inversión. Finalmente el alcalde decidió que la empresa municipal de utilities implantara su propia fibra óptica para ofrecer a sus clientes conexiones necesarias para mantener incluso sus negocios. Por ejemplo, el taller de Chrysler de la ciudad trabaja con portátiles que tenían problemas de conexión debido a las conexiones dial-up. Chrysler les dijo que o accedían a ancho de banda, o bien tenían que cerrar el taller.Por otra parte, los teletrabajadores de la ciudad que transcriben expedientes médicos comentaron cómo necesitan ancho de banda para no tener que marcharse de la ciudad. De esta manera encima de la fibra óptica de 11 millones dólares que había construído la empresa municipal de utilities, construyeron una red de banda ancha wireless por $385.000 para proveer del acceso final a los ciudadanos (the last mile). En la actualidad, la empresa cobra $35 mensuales por 512 Kb/s y $200 por un línea T1 (1,5 MB/s simétricos).
Pero no sólo ésto está ocurriendo en municipios existentes, sino que esta visión se está trasladando en la creación de nuevos municipios. Issaquah Highlands es una nueva comunidad de residentes que ha nacido en el estado de Washington, cerca de Seattle. Desde su inicio, todo este área ha apostado fuertemente por las infraestructuras tecnológicas para poder atraer a diferente personas interesadas en las mismas. Por eso, Issaquah Highlands está cableada con fibra óptica estando cada casa con redes preinstaladas de Cat5. Esta infraestructura ha propiciado que la comunidad de Issaquah Highlands tenga su propia intranet donde se puedan desarrollar los lazos comunitarios, y la comunicación online entre toda la población.Gracias a esta infraestructura se está atrayendo población corporativa. Aquí ha sido Microsoft la que ha implantado una miniciudad de Microsoft en Issaquah Highlands que acogerá a más de 12.000 trabajadores.
El caso de la ciudad de Cedar Falls en el estado de Iowa es paradigmático. Con una población de 36.000, Cedar Falls compite directamente en su área de influencia con la población colindante de Waterloo de 69.000 habitantes para atraer empresas que se instalen en suelo municipal. Waterloo cuenta con la mayoria de las grandes industrias del siglo XX, entre ellas, una fábrica de John Deere, fabricante de maquinaria agrícola.
Sin embargo, en los últimos cincos años, más de 11 empresas se han trasladado de Waterloo a Cedar Falls debido a la red de fibra óptica que la empresa de utilities municipal ha construído en los últimos diez años en el conjunto de parques industriales municiaples, edificios municipales, red de escuelas públicas, etc. Por contra Waterloo no tiene infraestructura de fibra óptica en ninguno de los 3 parques industriales que la ciudad presenta.
Entre las nuevas empresas que se han implantado en Cedar Falls se encuentra la cadena de distribución minorista Target que instalaba un centro de distirbución regional en la ciudad creando más de 1.100 puestos de trabajo. Asímismo, gracias a la fibra óptica, el precio medio del suelo industrial ha tenido una revalorización del terreno a precios asequibles en comparación con los de la vecina Waterloo.
Por otra parte y debido a la atracción de nuevos negocios a la ciudad, el impuesto de propiedad local de la ciudad de Cedar Falls se ha visto reducido de un 3.55% a 3.40% (2003) mientras que en la vecina Waterloo, donde está sufriendo el abandono de empresas, este impuesto se ha visto aumentado de 3.64% al 4.26%.
El declive económico de la ciudad de Waterloo no ha pasado indiferente a los regidores municipales, tal y como demuestran palabras del alcalde que pronunciaba hace dos años y medio ante lo que estaba suponiendo carecer de infraestructura de fibra óptica: “La fibra óptica es clave para el crecimiento futuro de Waterloo. Para que vengan empresas a instalarse a Waterloo en el siglo XXI, necesitamos capacidad de fibra óptica. Creo que nos daña económicamente no ser capaces de ofrecer a nuestras empresas locales capacidad de fibra óptica “
Aumento en la Eficiencia de los Servicios Municipales. Reducción en los Costes
La implantación de redes públicas municipales propicia una reducción considerable en los costes de servicios municipales ofrecidos por un ayuntamiento. Desde la reducción en los costes de las telecomunicaciones, pasando por la reducción en los costes salariales de algunos trabajadores, incremento de la eficiencia de la burocracia municipal y reducción en el tiempo invertido para el trámite burocrático, etc. son algunas de las reducciones de costes
Reducción de los costes de telecomunicaciones en las entidades públicas
Hoy en día la gran mayoría de los ayuntamientos mantienen diferentes edificios municipales los cuales tienen que ser dotados con infraestructuras de telecomunicaciones. En la gran mayoría de las ocasiones, los costes de telecomunicaciones son pagados íntegramente por parte de las entidades municipales que hacen uso de infraestructuras de telecomunicaciones obsoletas.
En Cleveland, diferentes entidades se han constituído en una organización, OneCleveland, cuyo principal objetivo es la creación de una infraestructura que permita gestionar la infrestructura de backoffice para reducir costes, permitiendo redistribuir los escassos recursos más que soportar costes redundantes en infraestructuras obsoletas.
En la ciudad de Scottsburg mencionada anteriormente, la escuela municipal ha ahorrado alrededor de $6.000 mensuales de costes de telecomunicaciones.
La ciudad de Londres ha aprobado la implantación de una red global en el Londres Central para que pueda ser usad por parte de sus trabajadores municipales, tanto por los servicios de seguridad como por parte de los encargados del control de limpieza de la ciudad. Uno de los mayores factores que ha llevado a la municipalidad a implantar esta red ha sido los ahorros derivados de la implantación. Por ejemplo, se espera un ahorro de alrededor de 45.000 euros por cada una de las cámras de televisión que controlan la ciudad.
En paralelo a esta iniciativa londinense, en noviembre de 2002, el gobierno británico presentó el programa UK Broadband Task Force, un equipo de consultores para trabajar con el sector público e incrementar la disponibilidad y uso de infraestructura de banda ancha. Este equipo presenta en abril de 2003 el programa Broadband Aggregation Programme. El objetivo principal de este programa consiste en incrementar el uso de banda ancha de una manera agregada entre el sector público, de tal manera que se puedan ahorrar costes en la infraestructura, así como ayudar a desarrollar el sector privado y público gracias a una mayor infraestructura. Para ello el programa (ppt) tiene un presupuesto de €1.500 millones que contribuirán a que el total de las administraciones públicas tengan acceso a Internet de banda ancha. Según Tony Blair, Primer Ministrio británico, gastamos millones anualmente en tecnologías de la información y comunicaciones. Está claro que si gestionamos mejor nuestro rol como compradores, podemos mejorar el valor del dinero y hacer un impacto significante en la disponibilidad del ancho de banda. Por su parte Stephen Timms, Ministrio de Comercio Electrónico indicaba que el Gobierno y el sector público invertirá alrededor de €1.500 millones en banda ancha en los próximos tres años. Nos aseguraremos de tener el máximo poder comprador que podamos. Gracias a esta estrategia, estimamos que el sector público ahorrará alrededor de €320 millones y ayudara a traer disponibilidad de ancho de banda al resto de las áreas”
No en vano, el objetivo primario del gobierno británico es proveer de accesibilidad a ancho de banda en todo el Reino Unido en el año 2005, convirtiéndose en el país con más dinamicidad y extensión de infraestructuras de telecomunicaciones del G-7. Y como podemos ver, la participación del sector público es clave hoy en día si se quiere realmente alcanzar la plenitud en la Sociedad del Conocimiento. De otra manera, y teniendo que basarnos sólo y exclusivamente en el sector privado, nuestro desarrollo socio-económico se verá más que ralentizado.
Reducción de Trámites Burocráticos
Gracias a la existencia de una red pública, los elementos del cuerpo de seguridad de una municipalidad tienen a su disposición un rango de servicios mucho más eficientes que los prestados en la actualidad.
La policía de la municipalidad de San Mateo en California utiliza la infraestructura wireless que la ciudad ha puesto para incrementar la efectividad de los servicios de seguridad prestados. La polícia está comenzando a utilizar tecnología wireless para enviar y recibir información sobre sus fuciones, que les permite incrementar el nivel de eficiencia en todos y cada uno de los servicios que ofrecen. Desde poner multas y enviar la información a la central en tiempo real, hasta la búsqueda de personas desaparecidas en tiempo gracias al envío de fotografías a las unidades de policía.
La eficiencia de este servicio y el aumento exponencial en el servicio, ha hecho que otros ayuntamientos esté usando esta tecnología en departamentos policiales como Cerritos (California), New Orleans, o North Miami Beach.
Pero no sólo las experiencias estadounidenses son dignas de mención. El ayuntamiento de Madrid presentaba en noviembre de 2003 los ordenadores de bolsilo que utilizarán la Policía Municipal madrilea. En una primera fase estos aparatos están destinados a la imposición de multas de tráfico así como a la retirada de vehículos mal estacionados. Gracias a este sistema se calcula que el Ayuntamiento de Madrid ahorra 2.376 horas diarias de trámites burocráticos, o lo que es lo mismo, libera diariamente a casi 300 policías municipales. Aunque en este caso utilizará las redes de infraestructuras privadas, la existencia de redes públicas de telecomunicaciones garantizaría una mayor racionalización de los costes globales de operaciones de este proyecto.
Servicios Sociales
En la implantación que comentábamos anteriormente en la ciudad de Londres, los servicios sociales de la ciudad monitorizan a los ancianos de la ciudad a través de la red wireless desplegada en la ciudad. Por otra parte, el aumento de los lazos comunitarios es otro de los objetivos prioritarios. Issaquah Highlands mantiene una intranet comunitaria en la cual los diferentes habitantes de la comunidad pueden ponerse en contacto entre ellos para colaborar, ayudar o informarse ante diferentes situaciones, como por ejemplo, buscar canguros temporales para cuidar de niños o adultos. Las ventajas de ofrecer a los ciudadanos una infraestructura de telecomunicaciones pública que les permita el acceso al conocimiento, una calidad de servicios inmejorables, así como un desarrollo económico del conjunto de la ciudad.
Tendencias Imparables. España comienza a moverse
Los anteriores son algunos de los ejemplos que se están comenzando a ver en EE.UU. Inciativas como éstas existen en multitud de municipalidades a lo largo de todo el mundo entre ellas España. España presenta ciudades al margen del caso atarfeño que también está apostando por el desarrollo de infraestructuras de telecomunicaciones públicas. Mataró, Burjassot, Zaragoza o el Concejo de Carreño son algunas de las iniciativas que junto a Atarfe, se están llevando a cabo en nuestro país para implantar la Sociedad del Conocimiento y convertise en eje catalizador del desarrollo socio-económico de una zona.
En el año 1999, el Ayuntamiento de Mataró, para incidir en la reflexión de la ciudad frente a los cambios que promueven las nuevas tecnologías, presenta el Pla Director per a la Societat de la Informació a Mataró (PDSIM), coordinado y dirigido por el Instituto Municipal de Promoción Económica de Mataró (IMPEM) y la Escuela Universitaria Politécnica de Mataró (EUPMt). Se organizan siete comisiones de trabajo para reflexionar y proponer directrices en diferentes ámbitos que incluyen las infraestructuras de telecomunicaciones. El propósito es claro. Dotar a la ciudad de las mejores infrastructuras que garanticen el intercambio fluido de información, voz y datos. Para ésto se lanzan diferentes proyectos que incluye un concurso de Servicios de telecomunicaciones, la extensión de la red de fibra óptica del Ayuntamiento, la coordinación, impulso de la entrada de operadores en la ciudad, la creación de un grupo de infrastructures corporativas, un plan de telecomunicaciones de la ciudad, etc. Cinco años después este plan se ha materializado en diferentes actuaciones. Desde un semillero de empresas , pasando por la implantación de fibra óptica en el municipio, tanto pública como privada, puntos de acceso público a Internet, Tecnocampus, etc., los layetanos están viendo cómo los indicadores de acceso digital se incrementan por encima de la media catalana, española, y en líneas con la europea.
Otro de estos ejemplos de ciudades pioneras los encontramos en el Ayuntamiento de Burjassot en Valencia mediante la iniciativa BurjaTec. BurjaTec es un servicio municipal que ofrecerá el Ayuntamiento de Burjassot a todos los vecinos de la ciudad, un nuevo servicio de acceso a internet gestionado desde el propio Ayuntamiento. Los objetivos no son sólo de acceso a internet sino que consisten del proyecto son la construcción de una red física con cobertura en el término municipal de Burjassot que sirva de soporte para el establecimiento de distintos servicios vinculados con las nuevas tecnologías de la información. Se pretende el desarrollo de regulaciones administrativas tendentes al uso de servicios telemáticos municipales por parte de todos los ciudadanos. Para ello han creado un paquete de servicios iniciales de acceso Internet que prometiendo ofrecer 2 MB/s simétricos a los usuarios.
Estos ejemplos son sólo los antecedentes de las diferentes iniciativas existentes en España para la construcción de infraestructuras de redes públicas en nuestros municipios. Estos ejemplos se están reproduciendo en otras muchas municipalidades como se puede ver en Zaragoza o algunas localidades del País Vasco como Oñati o Sopelana.
¿Son las RPTs suficientes para llevar la Sociedad del Conocimiento a toda la población?
La respuesta es clara. NO. Las redes públicas no son suficientes para que la penetración se incremente en la Sociedad del Conocimiento en España. Se necesita un esfuerzo por parte de todas las partes envueltas para que abandondemos los últimos puestos de los países desarrollados en cuanto a” acceso digital”. Por eso propugnamos un ecosistema en el cual coexistan redes de diferente titularidad, desde las públicas como acabamos de describir, hasta las redes libres nacidas al amparo de la libertad en los espectro radioeléctrico.
¿Qué se puede hacer?
Nuestro futuro como nación está en juego. Hemos de despertar la conciencia de nuestros responsables políticos e implantar las medidas necesarias para que España no se quede en el furgón de cola de la Sociedad del Conocimiento. Por eso creemos que las RPTs tienen enormes posibilidades de ayudar a que se cree un ecosistema de desarrollo socio-económico en nuestra sociedad, y por eso luchamos.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Patrimonio Común de Innovación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *