El poder de muchos

(artículo publicado originalmente @ Infonomia)
La reciente decisión del Consejo Europeo de aprobar unas enmiedas a la Directiva de Patentabilidad de software es un caso digno de estudio. Con el único voto en contra de España y la abstención de Italia y Eslovenia, el resto de países aprobaron una Directiva que recoge de facto la posibilidad de patentar programas de ordenador.
Dejando atrás la gravedad del asunto para la comunidad del software libre, este asunto nos enseña dos cuestiones meridianas. Por una parte, el poder del lobby corporativo que muchas empresas y despachos de abogados tienen sobre la clase política europea al pasarse el Consejo Europeo “por el arco del triunfo” las modificaciones del Parlamento Europeo no introduciendo las enmiendas necesarias para asegurar la no patentabilidad del software. Por otra parte, el que España haya sido el único país que ha votado en contra de la Directiva de los 25 que hoy forman la Unión Europea, se desprende para nosotros una causa clara. El poder de la comunidad del software libre, de técnicos de informática y de internautas en nuestro país han conseguido tomar una decisión política, en otras palabras, ”el poder de muchos”
Esta decisión política de oponerse a la directiva que implicara un reconocimiento de la patentabilidad del software, lejos de encontrarse en una profunda reflexión del Ministerio de Industria, ha de situarse en la esfera de la sociedad civil y del trabajo encomiable de diferentes organizaciones y miembros de la comunidad del software libre que han esparcido el mensaje entre la clase política española del porqué necesitamos una Directiva europea libre de patentes de software.
El liderazgo de esta acción ha sido promovido fundamentalmente a nivel europeo por la Foundation for a Free Information Infraestructure y a nivel nacional por los grupos Proinnova (grupo de trabajo formado por las asociaciones Hispalinux y ATI (Asociación de Técnicos de Informática) liderados por Jesús González-Barahona, la Asociación de Internautas coordinados por Victor Domigo, así como diferentes miembros de la comunidad del software libre como Juantomas García o Roberto Santos. Gracias a este esfuerzo difusor, el mensaje caló rápidamente entre los políticos afines al movimiento del software libre, consiguiéndose en poco tiempo múltiples declaraciones de todo el espectro ideológico, que rechazando de plano la introduccion de una directiva que permitiera patentar el software. Rodríguez Ibarra, González-Pons, Belloch, Llamazares, son algunos de los políticos que manifestaron su rechazo frontal a una directiva que erosionara la innovación proviniente de la comunidad del software libre.
Esto se ha conseguido gracias a la movilización de miembros de la comunidad que han desplegado todas sus armas: llamadas de teléfono, correos electrónicos, notas de prensa, traducciones, informes, manifestaciones, presentación de 25.000 firmas ante el Ministerio, etc. condujo a que el Ministerio emitiera una nota de prensa anunciando su voto en contra ante cualquier.
Para nosotros esta decisión representa una nueva forma de hacerse política en este país. Si el 13-M mostró la capacidad que la sociedad red presenta para organizarse autónomamente, el ejemplo de la posición española contra las patentes de software indica que el poder de muchos es capaz de hacer política real, posicionando al gobierno español en una posición defendida por un colectivo determinado.
Pero las patentes de software son sólo una batalla más que la sociedad civil “internauta” está manteniendo contra los poderes oligárquicos que pretenden mantener privilegios vigesimónicos: canon de Cds, nueva directiva de propiedad intelectual, redes públicas de telecomunicaciones, velocidad del ADSL,etc. son algunos de los frentes que se tienen abiertos donde no se para de batallar.
El caso de las patentes de software es sólo el ejemplo de la política que viene en un futuro. De cómo las posibilidades que ha traído la red al conjunto de la sociedad es prácticamente inimaginable para su organización y toma de decisiones. Sólo hemos comenzado, preparémonos para el futuro, por eso, hemos de estar pintados para la guerra.
Nota: Si estás interesado en conocer más sobre las patentes de software, los motivos, y lo que supondrían para la industria informática, aquí tienes dos excelentes informes realizados por ProInnova “¿Por qué las patentes de software son un problema?“. referencias, con información más detallada, y sobre todo a “Para formarse una opinión sobre las patentes de software

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *